Noticias Latinastereo.com

El legado de Dave Valentín

Por Rafael Vega Curry para Fundación Nacional para la Cultura Popular

Autor: Afronautas/sábado, 11 de marzo de 2017/Categorías: Notimúsica

Calificar este artículo:
5.0
Cuando Dave Valentín alcanzó justamente la fama a principios de la década de 1980, con la grabación de sus primeros discos para GRP, corrían tiempos de cambio en el jazz. El enfoque que el flautista le daría a su música no solo contribuiría a definir su propia carrera, sino también los gustos de una generación que, para aquel entonces, empezaba a descubrir y deleitarse con las maravillas del género sincopado.

Eran tiempos de incertidumbre para el jazz, en los que los artistas acústicos vendían muy poco y los eléctricos también habían visto declinar su popularidad. Poco tiempo después, sin embargo, surgiría el fenómeno de los “Young Lions”, los cachorros de estrellas jazzísticas, quienes, siguiendo la ruta establecida por Wynton Marsalis, le darían una nueva vida al jazz acústico, rescatando los elementos de blues y swing y las huellas explícitas de los gigantes de la época moderna: Charlie Parker, Dizzy Gillespie, Thelonious Monk, Miles Davis y Charles Mingus, principalmente. Algunos de los nombres que surgieron en ese entonces continúan activos, tales como el trompetista Roy Hargrove o el organista Joey DeFrancesco; otros, como el saxofonista Christopher Hollyday, desaparecieron del panorama y probablemente pocos se acuerdan hoy de ellos.

Pese a su relativa predominancia, sin embargo, el jazz acústico de los neoconservadores no opacó otra corriente simultánea, que –considerándola hoy en retrospectiva, más de dos décadas después- también tuvo sus “jóvenes leones” que dejaron un impacto duradero. Muchos de ellos se agruparon bajo el sello GRP, precisamente, bajo el término que en aquel entonces se conocía como “jazz contemporáneo” y que hoy sería el equivalente aproximado –subrayando aquí lo de “aproximado”- del “smooth jazz”.

Entre las estrellas asociadas a esa disquera, tales como Dave Grusin (quien la fundó), The Rippingtons o Lee Ritenour, entre otras, una de las más brillantes fue, sin duda, Dave Valentín. Hijo del Bronx, de padres puertorriqueños, que es lo mismo que decir hijo del mestizaje, a Valentín le vinieron de manera natural en la vida dos cosas: el gusto por la música y la indiferencia por las categorías en las que a los críticos le gusta dividirla. Su padre, marino mercante, trajo a la casa de sus viajes a África y Brasil los bongós e instrumentos de percusión que enamoraron al joven Valentín; crecer en el barrio del Bronx tiene que haberlo expuesto a innumerables influencias musicales.

Por lo tanto, fue absolutamente lógico que en sus primeras grabaciones, la nueva estrella de la flauta combinara de manera orgánica sus raíces latinas como elementos de pop, R&B y lo que ahora llaman “world music”. Era, muy posiblemente, lo que reclamaban los tiempos –y lo que le dio al joven músico una inmensa popularidad internacional, que lo llevó a recorrer el mundo. Su identificación explícita con el jazz latino fue algo que se vino acentuando poco a poco y que se consolidó con el paso de los años, hasta culminar en sus últimas grabaciones, “Come Fly With Me”, “World on a String” y “Pure Imagination”.

Podría afirmarse que si el jazz latino, presumiblemente, goza hoy de más popularidad que nunca antes, ello se debe al trabajo de artistas como Dave Valentín, quien, uniéndose a las tradiciones ya establecidas por figuras como Tito Puente, Irakere, Chucho Valdés, Eddie Palmieri y otros, creó un estilo propio -basado en un sonido sumamente atractivo en la flauta, una expresión increíblemente ágil y un impecable sentido rítmico- que necesariamente ha influido en decenas de flautistas actuales.

El flautista también integró importantes agrupaciones, como los Golden Latin Jazz All Stars de Tito Puente, la GRP All Stars y el Caribbean Jazz Project, junto a Dave Samuels y Steve Khan. Asimismo, formó parte del memorable homenaje de Samuels a Cal Tjader, “Tjaderized”, grabado en 1998 junto a un grupo estelar que incluye a Eddie Palmieri, Ray Barretto, David Sánchez y Horacio “El Negro” Hernández, entre otros.

Admirador de Hubert Laws, quien fue uno de sus maestros en su instrumento, Valentín pasó a formar parte de la jerarquía histórica de la flauta de jazz, lo que ha sido reconocido por académicos especializados en el género. Se unió así a figuras legendarias como Sam Most, Yusef Lateef, James Moody, Herbie Mann (compartió espacios profesionalmente con los últimos dos), Bud Shank y James Newton.

“El halcón” –título de una de sus primeras grabaciones- voló alto en vida y, a partir del 8 de marzo de 2017, aún más alto, hacia un plano superior de la existencia. Nunca lo olvidaremos.

Fuente
Print

Número de vistas (973)/Comentarios (0)

Por favor ingresar o registrarse para poner comentarios

«septiembre de 2017»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829301
2345678
Latina stereo en vivo

Envía un salsaludo

Sigue a Latinastereo.com en:
Latinastereo en Facebook Facebook
Latinastereo en Twitter Twitter
Latinastereo en You Tube YouTube
Latinastereo en Instagram Instagram

Latinastereo.com

latinastereo.com 100.9 FM
Medellín / Colombia

Cohete.net