Salsero del mes / Abril 2017
Presentación

Nuestra sección del mes de abril de 2017 está dedicada a un músico del que podemos decir sin dudar que ha sido el más grande trombonista que ha dado nuestra música. Se trata de Barron William Rogenstein, más conocido en la historia de la música latina como Barry Rogers. Sin duda alguna puede considerarse como un portento en la ejecución de su instrumento.

De origen judío polaco americano, Barry Rogers nació en el Bronx, Nueva York, el 22 de mayo de 1935, y falleció el 18 de abril del año 1991. Sus padres fueron William Rogenstein y Phyllis Lacompte Taylor. La inclinación de Barry Rogers por la música data de su familia. Su padre y sus tíos eran músicos, y la influencia especial fue su tío Milton, pianista, compositor, educador y director musical. Tuvo su escuela musical en los estudios de grabación. Aprendió de los maestros Jack Teagarden y Lawrence Brown, quizás los trombonistas del jazz más célebres. Gracias a su oído privilegiado, aprendió de tal modo que fue capaz de tocar inclusive el tres cubano sin conocer la isla.

Nuestro homenajeado hizo su aporte a la música latina como miembro de dos grupos: La Alegre All Stars y La Perfecta de Eduardo Palmieri. Y ese aporte tan valioso puede parecernos extraño, pues se trata de un músico que no era cubano ni boricua. Pero tenía la sensibilidad necesaria para comportarse como uno. En los primeros años de la década de 1950, Barry conoció el jazz y la música latina, y se interesó en particular por la música cubana gracias al mambo, ritmo que estaba de moda en esa época. Y fue su madre quien le proporcionó el estímulo, pues le gustaba de la música cubana y latina. Se unió e 1960 a la banda La Perfecta de Eduardo Palmieri, con lo que se conformó un dúo que logró trascender en el ámbito de la música latina.

Las grabaciones del Barry Rogers con la Perfecta le permitieron llegar a la cúspide de la fama en la difícil ejecución del trombón, con lo que convirtió al instrumento en elemento indispensable del desarrollo de la música latina en Nueva York, que eventualmente se llamaría salsa. Muchas bandas quisieron tener a Barry en sus filas.

Además de su talento con el trombón, Barry realizaba arreglos musicales, como los que hizo con temas como “Busca lo tuyo”, “Puerto Rico”, “Cobarde”, “Jóvenes del muelle” y “Un día bonito”. Pero eso no es todo: Barry Rogers tenía la capacidad de hacer solos de trombón, como los que podemos encontrar en canciones como “Azúcar”, “Comadrita”, El sonido nuevo”, “Imágenes latinas”, “La cosa alegre”, “Mañana de carnaval”, “Mapeye”, “Picadillo”, “Préstame tu caballo”, “Si Las nenas me dejan que”, y “Verdad amarga”.

Durante su estadía con La Perfecta, nuestro homenajeado participó, entre 1962 y 1968, en la grabación de diez álbumes. Luego se desvinculó de la banda para dedicarse a otros ritmos. Su talento le permitió participar en grabaciones musicales de otros géneros como el rock, el jazz funk, el afro-cuban, el latin jazz, la electrónica, el jazz, y el stage & screen. Pero esta versatilidad no le impidió a Barry participar de nuevo en grabaciones de La Perfecta. Participó en otros seis álbumes del grupo, entre 1973 y 1981. Simultáneamente hizo parte de producciones de Fania All Stars y de otros grandes de nuestra música como Jimmy Sabater, Chivirico Dávila, Cheo Feliciano, La Lupe, Ismael Quintana, Andy Harlow, Ismael Rivera, Bobby Valentín, Markolino Dimond, Mongo Santamaría, Orquesta Novel, Orquesta Broadway y El Conjunto Libre.

Barry Rogers

Barry Rogers hizo parte de la grabación del álbum El Sol de la música latina, de Eddie Pelmieri, trabajo que consiguió el premio Grammy Latino. También hizo parte de las grabaciones más representativas de Fania All Stars. Con el colectivo de Pacheco y Masucci participó en una docena de producciones musicales entre 1968 y 1978. Esa producción incluyó los conciertos Live At The Red Garter, Live at the Cheetah, Our Latin Thing (Nuestra cosa latina), Latin-Soul-Rock y Live At Yankee Stadium.

El aporte de Barry Rogers a nuestra música no solo se refleja en su estilo único de tocar el trombón y de haberlo colocado como elemento indispensable en la música latina, sino también en haber hecho parte de en una cantidad récord de producciones musicales, la cual supera el centenar de grabaciones, realizadas a lo largo de tres décadas. De hecho, ha sido la influencia fundamental para muchos músicos del fenómeno musical que conocemos como Salsa. El maestro Jimmy Bosch, uno de los mejores en la actualidad nos ha contado que su ídolo en el instrumento es precisamente Barry Rogers.

Con este trabajo sobre la vida musical de Barry Rogers, en el ámbito de la música latina, queremos rendir un pequeño homenaje a un gigante de nuestra música, cuyo enorme aporte se integró a la historia de la Salsa en Nueva York y en Latinoamérica. 25 años después de su muerte su legado sigue vivo. Barry Rogers permanece en la mente y en el corazón de los salseros.

 

¡Que Viva La Música!
¡Que Viva La Salsa!
¡Que Viva Barry Rogers!

Bibliografía y fuentes consultadas

www.herencialatina.com
www.discogs.com/artist/292805-Barry-Rogers
www.allmusic.com/album/descargas-live-at-the-village-gate-vol-3-mw0000530789/credits
www.buscasalsa.com/Barry-Rogers-El-Primer-Trombon-de?lang=fr
www.allmusic.com/artist/barry-rogers-mn0000124260/songs

Por: Sergio A. Rendón Ángel
Para: www.latinastereo.com
Medellín, Colombia
Abril de 2017

Latina stereo en vivo

Envía un salsaludo

Sigue a Latinastereo.com en:
Latinastereo en Facebook Facebook
Latinastereo en Twitter Twitter
Latinastereo en You Tube YouTube
Latinastereo en Instagram Instagram

Latinastereo.com

latinastereo.com 100.9 FM
Medellín / Colombia

Cohete.net