Salsero del mes / Agosto 2016
Presentación

Nuestra sección continúa en el mes de agosto de 2016, con un músico cubano que se convirtió en una leyenda de la música latina, gracias al fenómeno musical titulado Buena Vista Social Club. Se trata del cantante Ibrahim Ferrer Planas, nacido el 20 de febrero de 1927 en pueblo de San Luis, en la provincia de Santiago de Cuba y fallecido el 6 de agosto de 2005 en la ciudad de La Habana a la edad de 78 años.

Ibrahim Ferrer perdió muy pronto a sus progenitores, a su padre cuando apenas era un niño y a su madre cuando tenía catorce años. La orfandad lo obligó a dejar sus estudios y ganarse la vida con muchas dificultades desempeñando varios oficios.

Pero esta situación desventajosa no lo privó de crecer con una maravillosa y melodiosa voz, apta para cantar boleros, sones y guajiras. De la mano de sus tíos y al lado de un primo conformó el grupo Los Jóvenes del Son, y en la década de los cincuenta integró también los conjuntos Wilson y Modernista, antes de vincularse a la reconocida Jazz-Band de Chepin y su Orquesta Oriental.

La vida musical de Ibrahim Ferrer se puede dividir en dos etapas; la primera va desde el comienzo de su carrera hasta 1990 y la segunda, de 1997 hasta su muerte.

Inicialmente, en La Habana de los años cincuenta, Ibrahim Ferrer integró el colectivo de Chepin y Su Orquesta Oriental al lado de los cantantes Isidro Correa, Roberto Nápoles y Carlos Quintana, en la que permaneció dos años, hasta 1957. Con Chepin realizó grabaciones exitosas como “El mecánico” del Colombiano Fabio Arroyave; “Murmullo”, de Chepin; “El platanal de Bartolo”, de Electo Rosell; “Fomento”, de Silvio Antonio Pino; “Habana Camilo”, de Electo Rosell; “Mi Oriente”, de Eduardo Davidson; “Monteadentro”, de Electo Rosell; “Pero qué suegro”, de Raúl Aguilar; “Un granito de arena”, de Enrique Bonne y “Rossana” de Electo Rosell.

En 1959 trabajó con la Orquesta Ritmo Oriental, creada por Elio Revé, y con Beny Moré; Posteriormente, se vinculó a Los Bocucos, con quienes permaneció por más de tres décadas realizando giras internacionales y compartiendo con el cantante y director Pascasio Alonso Fajardo, conocido como Pacho Alonso. Con Los Bocucos, Ibrahim popularizó temas como “Camino por vereda” de su autoría, “La chica del granizado” y “Todavía me queda voz”. En 1990 abandonó Los Bocucos se retiró de la vida artística.

Ibrahim quedó sumido en el olvido y la pobreza, viviendo en una humilde pensión. Terminaba la primera parte de su carrera musical, llena de méritos, en el ostracismo. 

Sin embargo, en 1997 aconteció el fenómeno musical denominado Buena Vista Social Club, que constituirá la segunda parte de la carrera musical de nuestro homenajeado. Y su reivindicación. El músico y director Juan de Marcos González revivió la música cubana de antaño y se convirtió en el mecenas de Ibrahim Ferrer y otros músicos y cantantes cubanos como Rubén González, Pío Leyva, Raúl Planas y "Puntillita" Licea al traerlos de nuevo a la música para grabar al lado de nuevos talentos de la música cubana. Buena Vista Social Club se convirtió en plataforma para el renacer de la música cubana tradicional y de ritmos como el son, la guajira, el bolero, la guaracha y el montuno. 

El proyecto Buena Vista Social Club se inspiró en el legendario El Club Social del barrio Buena Vista de la capital cubana, sitio en el que había reuniones en torno a la fiesta, el canto, el baile y la tertulia musical. La idea fue compartida por Juan de Marcos con Nick Gold, productor del sello World Music de Inglaterra, y con el guitarrista y productor Californiano Ry Cooder, quienes apoyaron a plenitud la propuesta musical.

 

Ibrahim Ferrer

 

Es así como en 1997 grabaron el álbum Afro Cuban All Stars: “A toda Cuba le gusta”, en el cual cantó Ibrahim Ferrer el tema “María Caracoles”. Ese mismo año se grabó el álbum Buena Vista Social Club, disco compacto con 14 canciones, seis de ellas en la voz de Ibrahim Ferrer: “De camino a la vereda”, “El cuarto de Tula”, “Dos gardenias”, “Candela”, “Murmullo” y “La bayamesa”.

De su gigante repertorio musical, recordamos algunos de sus más destacados temas como lo son: "Pa’ Puerto Rico", "No salgas de tu barrio", "Emae Mae", "Pa’ l 23", "Descarga cuatricentenaria", "Feliz cumpleaños", "Rómpelo", "Así mueren los valientes", "Guaguancó en New York" y "La montaña".

El fenómeno Buena Vista Social Club rescató y catapultó grandes leyendas de la música cubana de antaño, como Amadito Valdés, Barbarito Torres, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Guajiro Mirabal, Omara Portuondo, Pío Leyva y Rubén González y a nuestro homenajeado, Ibrahim Ferrer.

Del proyecto Buena Vista Social Club también se publicó un documental en video con tomas en Cuba y en algunas de las giras por Estados Unidos. Incluye historias de la vida de esas leyendas de la música popular cubana, originada en las primeras décadas del siglo XX y revividas a finales del mismo. Gracias a este proyecto musical, Ibrahim Ferrer tuvo la oportunidad de hacer realidad un sueño y realizar giras internacionales y presentarse en diversos escenarios de Estados Unidos, Latinoamérica, Europa y Japón.

Entre los años 1997 y 2007 se publicaron una serie de grabaciones de Ibrahim Ferrer, en video y audio, las cuales registramos en el compendio discográfico incluido en el presente trabajo musical sobre la vida y obra de este gran músico y cantante cubano, que también es un homenaje. Esas grabaciones reconocen el lugar de honor que esta leyenda de la música cubana merecía por todo su aporte a nuestra cultura musical. Gracias, Ibrahim Ferrer.

Latina stereo en vivo

Envía un salsaludo

Sigue a Latinastereo.com en:
Latinastereo en Facebook Facebook
Latinastereo en Twitter Twitter
Latinastereo en You Tube YouTube
Latinastereo en Instagram Instagram

Latinastereo.com

latinastereo.com 100.9 FM
Medellín / Colombia

Cohete.net