Salsero del mes / Marzo 2016
Presentación

Nuestra música latina, denominada afroantillana, afro caribeña o afrocubana adquirió, a lo largo de los años setenta del siglo pasado, una connotación y unas características particulares cuando se le empezó a llamar “salsa”. En efecto, se trata de un término que sí bien, se tornó muy polémico porque no ayudó a dar claridad respecto a las características definitorias de ese supuesto ritmo, termino por recibir la aceptación de propios y extraños. La salsa, por tanto, se caracteriza más por una tendencia anímica que por un compás, un instrumento o una temática concreta. Podríamos decir que es la máxima expresión del Barrio Latino, con múltiples raíces en todos los países de América -con indudable particularidad en Cuba y Puerto Rico- pero casi siempre asociada a la inmigración latina a Estados Unidos, en particular a Nueva York. Se trata de una definición que enfatiza más en la procedencia y ubicación geográfica o sociopolítica, pero la falta de rasgos comunes en el estilo musical y en las temáticas nos obliga a recurrir a esta alternativa. El tema está abierto a discusión, es inagotable y recurrente, y siempre se planteará de modo renovado entre quienes nos admitimos y declaramos como salseros.

Respecto a lo anterior, el aporte de un número indeterminado de músicos, compositores, arreglistas, cantantes, productores, solistas y agrupaciones provenientes especialmente de Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Panamá, República Dominicana, Perú, Colombia y de la ciudad de Nueva York, han creado un legado musical impresionante. La salsa es, por tanto, un crisol de tendencias, propuestas, exploraciones y genialidades que se caracterizan; tal vez, por tener una procedencia caribeña y latina, por lo que comparten un aire alrededor de la experiencia que solo podría traducir por esa palabra indefinible e irrenunciable que es "salsa".

Para que nuestra propuesta interpretativa no parezca exagerada o ligera, ponemos un ejemplo: ha habido agrupaciones con formatos de grandes bandas, orquestas, sonoras, combos, septetos, sextetos, quintetos, cuartetos, tríos, duetos y solistas que han realizado su respectivo aporte a nuestra música, algunos con trayectorias gigantes, de cuarenta, cincuenta, sesenta y más años. Esto quiere decir que el formato de los grupos también es múltiple, así que, como puede ser un cantante o compositor muy talentoso, puede ser una propuesta de formato colectivo como la Sonora Matancera.

En el caso presente, enfatizamos en el tamaño de la producción. Tenemos exponentes que a lo largo de su carrera ha producido, sin exagerar, cientos de discos y miles de canciones. Y también hay algunos con un aporte mínimo pero exitoso. Tal es el caso de la Orquesta Narváez, nuestra homenajeada del mes de marzo de 2016 en nuestra sesión El Salsero del Mes de la página web de la emisora Latina Stereo.

La orquesta fue conformada en la ciudad de Nueva York por el trombonista Dewell Narváez, quien recibió la influencia directa de la música latina en los inicios de la década de los años setenta, marcados por bandas como la de Eddie Palmieri y la de Willie Colón, definidas por el sonido fuerte y característico de los trombones callejeros, que, de alguna forma, identificaban a los latinos que vivían en esa ciudad.

Dewell NarváezDe modo que Dewell Narváez creó en el barrio de Brooklyn una banda de trombones que se llamó La Orquesta Narváez. Su fundador compuso tres canciones que fueron grabados en 1975 por Freddy Fender: "Hombre", "Camarón" y "Al despertar". Con su orquesta propia, Dewell grabó el álbum Reincarnation para el sello Tico. Y lo ensalzamos directa y simplemente: el álbum se convirtió en un icono de la salsa, pues hoy, cuatro décadas después, el disco sigue vigente. Porque los temas "Obra del tiempo", "Negrita", "Reincarnation", "Sabiduría", "La mafia", "El malo" y "El Amor de Puerto Rico" permanecen en la memoria y el corazón de los salseros de antaño y de las nuevas generaciones, pues se han acomodado perfectamente a nuestro actual contexto sociocultural.

Ahora, la pregunta que se nos impone aquí es inevitable: si el primer disco de la Orquesta Narváez fue y es tan exitoso, ¿por qué no grabó más? Podemos presumir que la banda no grabó más por el hecho de que Discos Fania compró el sello Tico Records. Por un asunto de predominancia de mercado, esta compra tuvo como consecuencia que muchos músicos desaparecieran del mapa musical cuando Fania, emporio de negocios, adquirió no solo a Tico, sino también otros sellos como Vaya y Cotique.

Pero Dewell Narváez no pasó a la historia con ese único trabajo. En el año 2013, y tras treinta y ocho años de ausencia en la escena musical, regresó con un nuevo trabajo musical y con una orquesta de lujo, conformada por admirables representantes de la salsa como Reinaldo Jorge, José Mangual, Milton Cardona, y los cantantes Frankie Vásquez, Ray Bayona y Renzo Padilla: una banda para deleite de los amantes de la música latina. Los músicos reunidos realizaron el disco titulado 65 Infantería, lanzado al mercado musical el 2 de noviembre de 2013, con nueve canciones de ritmo bravo como "El Otoño", "Vamos a Gozar", "Seguiré Cantando", "Bruja Maricua" y "65 Infantería". Se podría considerar el regreso -o, como dicen en inglés, comeback- más resonante de la historia de la máxima expresión del Barrio Latino.

Así que desde este portal en internet www.latinastereo.com, la emisora Latina Stereo 100.9 F. M. en Medellín, con más de 30 años de trayectoria con la Salsa clásica, rinde homenaje a La Orquesta Narváez. Dos trabajos que valen una historia. ¡Gracias señor Dewell Narváez!

Latina stereo en vivo

Envía un salsaludo

Sigue a Latinastereo.com en:
Latinastereo en Facebook Facebook
Latinastereo en Twitter Twitter
Latinastereo en You Tube YouTube
Latinastereo en Instagram Instagram

Latinastereo.com

latinastereo.com 100.9 FM
Medellín / Colombia

Cohete.net