Salsero del mes / Febrero 2020

Presentación

Tata Güines

Continua en el mes de febrero de 2020 nuestro recorrido por el mundo de la música, con un trabajo para nuestra sección sobre uno músico de origen cubano, considerado uno de los más grandes percusionistas del siglo, se trata de Federico Arístides Soto Alejo, mejor conocido como Tata Güines; destacadísimo principalmente en la ejecución de la Tumbadora, o Conga, como también se le llama.

Federico Arístides Soto Alejo, nació en el barrio Leguina del pueblo de Güines, Cuba (Güines pertenece a la provincia de Mayabeque, en lo que se conoce como la llanura Habanera) el día 30 de junio de 1930; falleció el 4 de febrero de 2008 en su natal Güines, debido a problemas renales. Perteneció a una familia de músicos, su padre Joseíto trabajaba la caña y tocaba el Tres, y dirigió el Sexteto Partagás; y, sus tíos se dedicaban a la percusión, precisamente con su tío Dionisio Martínez aprendió a tocar contrabajo. Su nombre artístico se derivó de que de niño lo llamaban Tata, y que unido al nombre de su pueblo natal, surgió una leyenda de la música en Cuba y el mundo llamado Tata Güines.

De origen humilde, de niño se dedicó a diferentes actividades, como limpia botas, vendedor de periódicos, vendedor de revistas y limpiador de parabrisas; pero su pasión era la música. Sus primeros pasos en la música los dio tocando un instrumento fabricado por el mismo con dos latas de chorizo y de leche condensada; su primera tumbadora. Federico Arístides comenzó como bongosero y contrabajista en el grupo Ases del Ritmo, luego se dedicó definitivamente a la tumbadora.

Tata Güines creó una muy particular forma de tocar las congas con los dedos y, sobre todo con las uñas, y con el tiempo se convirtió; después de Chano Pozo; en el más importante percusionista de la música cubana representada en la Rumba, el Son y el Jazz de la Isla.

En el año 1948 Federico Arístides Soto decide emigrar a La Habana a probar suerte; en las noches se le veía con su conga a cuestas, de Luyanó al Vedado; ganando 10 centavos por una presentación y tocando en bailes en las academias Marte y Belona; por esa época los percusionistas no tenían el reconocimiento que merecían, posteriormente Tata Güines consiguió que la Tumbadora adquiriera importancia, prestigio y trascendencia en la música latina.

Su carrera como profesional se inició tocando con varios músicos y agrupaciones; inspirado e influenciado en gran medida en el gran Luciano “Chano” Pozo; tocó con Los Jóvenes del Cayo, Havana Sport, La Orquesta Sensación, La Gloria Matancera y con La Orquesta de Rafael Ortega, con quien tocaba en el cabaret Sans Souci, Guillermo Portabales, Celina González y Ramón Veloz.

Tata Güines estudió los pormenores del Jazz interpretado por las grandes bandas de jazz americanas, tratando de incluir la Conga en dicho formato; algo que ya había logrado Chano Pozo en la ciudad de Nueva York. La década del 50 es definitiva en la carrera musical de Tata Güines, en 1952 se vincula a la orquesta de Fajardo y sus Estrellas; para 1955 realiza giras internacionales por Venezuela, México y Nueva York, donde se presentó junto al bárbaro del ritmo Benny Moré (a quien acompañó en la percusión durante diecisiete inolvidables días) y Machito y los Afrocubans, en el famoso Palladium. En esa misma época es contratado para tocar en el hotel Waldorff Astoria. Permaneció por dos años en Nueva York, donde tocó y alternó con otros grandes de la música como: Dizzy Gillespie, Maynard Ferguson, Miles Davis, Josephine Baker y Frank Sinatra.

Los cubanos son los pioneros en lo que se conoció desde antes de la década del 60 como las famosas descargas; Tata Güines hizo parte en las primeras descargas junto a Chico O'Farrill, Alejandro “El Negro” Vivar, Osvaldo “El Morito” Peñalver, Emilio Peñalver, Richard Egües, Peruchín, Walfredo de los Reyes Jr., Guillermo Barreto, Frank Emilio Flynn, Orestes López e Israel López Cachao.

Y precisamente el primer álbum de Descargas en formato de LP, se llamó Cuban Jam Sessions in Miniature, Descargas; Cachao y Su Ritmo Caliente; con la participación de Tata Güines en la Conga o Tumbadora; este álbum se grabó para el sello Panart; el disco incluye temas en ritmos de Son Montuno, Guaguancó, Latin Jazz (llamados anteriormente instrumentales) y Rumba; los inolvidables números incluidos en este álbum son: A Gozar Timbero, Cógele El Golpe, Controversia De Metales, Descarga Cubana, Estudio En Trompeta, Goza Mi Trompeta, Guajeo De Saxos, Malanga Amarilla, Oye Mi Tres Montuno, Pamparana, Sorpresa De Flauta y Trombón Criollo.

Tata Güines también realizó grabaciones en los años cincuenta con Chico O' Farrill, Pedro Justiz “Peruchín”, Bebo Valdés y Senén Suárez.

En la muisca cubana las descargas se basan en los instrumentos del ritmo (Conga, Bongo, Maracas, Cencerro, Clave o Güiro); en tanto que, en el jazz norteamericano, el protagonismo de las descargas lo tienen los instrumentos armónicos (Guitarra, Piano, Volin, Flauta, Saxofón o trompeta). En la música latina se habla de un antes y un después de Tata Güines, quien revolucionó la forma de tocar los cueros, y se convirtió en el referente número uno de los congueros famosos que llegaron posteriormente a nuestra música.

En Nueva York, Federico Arístides Soto, también fue apodado “Manos de Oro” por su dominio de las tumbadoras o bongos, Tata Güines, es conocido no solamente en Cuba, sino también a nivel internacional y es considerado el rey de la Tumbadora. Los grandes conocedores e investigadores de la música cubana, del latín jazz y de la música latina coinciden en nombrar a Tata Güines como el más importante percusionista de nuestra música en el último siglo.

De regreso a Cuba, Tata Güines hizo parte del Quinteto Instrumental de Música Moderna, el cual fue creado por Frank Emilio, Guillermo Barreto, Papito Hernández y Gustavo Tamayo, este grupo durante muchos años fue conocido como Los Amigos. Conformó los grupos Tata Güines y sus Tatagüinitos y Tata Güines y sus Ases del Ritmo en los años sesenta.

También realizó grabaciones con Mercedes Valdés Granit, Merceditas Valdés conocida musicalmente como La Pequeña Aché de Cuba y, con Las Estrellas de Areito, participó en seis álbumes. Hizo parte en la grabación de La Típica 73 en 1978 y, en 1981, del LP Descargas En Kawama Varadero, Cuba, grabado en Vivo con Emiliano Salvador, Changuito, Juan Pablo Torres, Pancho Amat, Caridad Cuervo, Miguelito Cuni y Bobby Carcassés, entre otros.

En los últimos años de su carrera artística Federico Arístides Soto Alejo participó en numerosos conciertos y grabaciones junto a la nueva generación de músicos cubanos de jazz y de otras corrientes musicales.

En su extensa carrera realizó giras por Bulgaria, California, Chicago, Colombia, España, Finlandia, Hungría, donde participó en el Festival de Jazz; Martinica, México, Miami, Montecarlo, Panamá, Puerto Rico, Suiza, Unión Soviética y Venezuela. Participó en grabaciones con Rumberos Del Irazú, Miguel "Angá" Díaz, Jesús Alemañy's y Cubanismo, Alfredo Rodríguez, Orquesta América Con Las Estrellas De La Charanga, Cuban Jazz All Stars y Changuito, Afro Cuban Jazz Project, Cesaria Évora, Afro-Cuban All Stars y Félix Baloy, Jane Bunnett, Joel Hierrezuelo & Mambí, Cuban Jazz Legends, Diego El Cigala y Bebo Valdés.

Entre los premios y reconocimientos que recibió, se destacan la medalla Alejo Carpentier en el año 2002 la Orden Félix Varela en el 2004 y el Premio Nacional de Música 2006, Entre sus obras más reconocidas pueden mencionarse Auxilio, Fanfarrón, Mami, Dame el mantecado, No metas la mano en la candela y Perico no llores más.

El enorme talento del más grande percusionista de Cuba, Tata Güines, le permitió trasegar por el maravilloso mundo de la música durante cinco décadas, sin dejar de mencionar que desde niño tenía la música en la sangre; desarrolló un estilo único en innovador y una particular forma de tocar la percusión, en especial la tumbadora. Desde este, nuestro sitio en la red: www.latinastereo.com, presentamos esta aproximación a la vida musical del gran Federico Arístides Soto Alejo, el gran Tata Güines, como un homenaje a su legado musical; Paz en la tumba del gran conguero cubano; y, que no muera su legado..

Latina stereo en vivo

Envía un salsaludo

Sigue a Latinastereo.com en:
Latinastereo en Facebook Facebook
Latinastereo en Twitter Twitter
Latinastereo en You Tube YouTube
Latinastereo en Instagram Instagram

Latinastereo.com

latinastereo.com 100.9 FM
Medellín / Colombia

Cohete.net